Ir al contenido principal

Entradas

SER CATALÁN

Entradas recientes

FUENTE DE RIQUEZA

FUENTE DE RIQUEZA             El hombre es un animal de costumbres, qué duda cabe. Pocas máximas habrá tan constatables como esta. He estado leyendo estos días una novela inglesa enmarcada en los años treinta del siglo pasado, y me ha divertido observar la amplia gama de rutinas y hábitos y prejuicios que inspiraban el día a día de aquella sociedad. Pero podría con un poco de empeño rastrear una paralela dependencia de la sociedad española de aquel tiempo.             Desde entonces se han perdido desde luego bastantes costumbres y gustos, pero hemos adquirido otros nuevos que vivimos con la misma asiduidad y fruición.             Se me han ocurrido las anteriores las divagaciones a propósito de ese pasatiempo tan celtibérico de “tomar algo”.          “¿Tomamos algo?”. “¿Vamos a tomar algo?” En nuestro día a día son proposiciones que suenan aquí y allá con frecuencia.              El español es feliz “tomando algo”: cerveza, vino, café, normalmente en compañía; y también solo. Y puede sin…

¿RIOJA O RIBERA?

Nada más sentarnos para cenar en un restaurante, nos atiende una camarera,
-Para beber, ¿que desean?
-Para mí una copa de vino tinto.
-Para mí, igual.
-¿Rioja o Ribera?
Es una canción que me sé de memoria, y vacilo antes de contestar.
-Para mí, Ribera.
-Para mí, Rioja.
Al poco tiene lugar la segunda parte del rito. La camarera aparece con sendos vasos de vino tinto y los deposita, señalando:
-Ribera para la señora, Rioja para el señor.
Tomamos un sorbito inicial y cruzamos mirada. ¿Rioja, Ribera...? Cuando ella lo dice...
Podríamos haberle solicitado previamente:
-Tráiganos por favor las botellas para ver las etiquetas. Pero no, ¡eso sería ofensivo!. Sería mostrar desconfianza. ¡Estúpido conformismo!

IZQUIERDA-DERECHA

En términos aproximados, entiendo que la izquierda defiende una política progresista, mientras que la derecha sostiene una política conservadora.             El ciudadano de derechas ve arriesgado transformar lo que funciona y le conviene, mientras que el ciudadano de izquierdas persigue el cambio del sistema vigente en aras de un beneficio más social y equitativo.             Hay en la izquierda una reivindicación esencialmente ética, mientras que la derecha se aferra a posiciones de solidez utilitaria y funcional, siempre provechosas para un sector de la población más o menos pudiente. La peor suerte de la gran mayoría se tiene por natural. “Siempre ha habido ricos y pobres”.             Y en la secular dialéctica entre ambos contendientes,  la izquierda se alza de manera natural con un halo de justicia y equidad, quedando la derecha un tanto vergonzante, si bien le queda recurrir al santo amparo eclesial.
            Pero es seguramente mucho menos conflictivo profesar de derechas que …

NAVES COLGADAS

NUBES BLANCAS, BLANCAS NAVES
AL PAIRO, NAVES COLGADAS
QUE NI EL CIELO HIENDEN
NI FLOTAN, QUE VUELAN PARADAS.

NUBES DE ESPUMA DE MAR,
DE BLANCA NIEVE GLACIAR,
POR ENSALMO APARECIDAS,
NUBES DE UN CUADRO HUIDAS.

NUBES BLANCAS ESTÁTICAS,
A NINGUNA PARTE VAN,
DE NINGÚN SITIO VIENEN,
FUERA DEL TIEMPO ESTÁN

                   José Siles Artés

GUARRERÍA

La higiene es una obsesión. No es una obligación. Ducharse diariamente raya en la obsesión, Una gran parte de la población seguramente lo siente así. No ocurría de esta manera en otros tiempos. Recuerdo el olor a humanidad y sudor que se percibía en recintos públicos en los años cuarenta y cincuenta. En los vagones del metro, por ejemplo. Y en los cines, donde el acomodador aparecía por el pasillo central pulverizando desodorante. Ya en general constituimos multitudes inodoras. Pero persiste el hábito de tirar papeles al suelo en lugares públicos, a pesar del gran aumento  de papeleras, sobre todo en las calles. En bares y cafeterías, las servilletas de papel, huesos de aceitunas, palillos de dientes y restos diversos de aperitivos orlan con frecuencia el pie de los mostradores: una guarrería. Está claro que abstenerse de usar las papeleras no es una obsesión. Es una cómoda y autocomplaciente despreocupación.

PREGUNTAS

¿ADÓNDE VAN ESAS ENCINAS,
TAN PARADAS?
TAN FIJAS A LA TIERRA,
TAN AGARRADAS,
¿HACIA DÓNDE MARCHAN?

Y ESOS PRUNOS EN FLOR
EN VESTIDO DE FIESTA,
¿QUÉ CANCIÓN CANTAN?

INTENSO SILENCIO DE UNA
A OTRA ARBOLEDA LLEGA.
EL DÍA SE APAGA
MIENTRAS BRONCOS, ATERRADOS
PERROS, LADRAN A LA NADA.


José Siles Artés